Hábitos nocivos durante el embarazo

El éxito de un bebe sano y una madre sana radica en el estilo de vida y los hábitos de la futura madre y su pareja. Todo va a depender de los cuidados desde antes de la concepción, los cuidados durante el embarazo y la lactancia. En algunos casos, esto puede significar ajustar una rutina de ejercicio, descansar más o ingerir alimentos sanos. En otros casos, puede significar dejar el hábito de fumar o de ingerir algunas bebidas. A continuación desarrollaremos algunos hábitos nocivos y sus repercusiones en el feto durante el embarazo.

TABAQUISMO

En cada cajetilla de cigarrillo encontramos la siguiente advertencia: “FUMAR ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD”; y no solo para la madre, sino para el feto, ya que estará expuesto a productos químicos nocivos que estrechan los vasos sanguíneos, por lo tanto menos cantidad de oxígeno y nutrientes llegan al feto; El tabaquismo durante el embarazo se ha relacionado con:

  • Embarazo ectópico.
  • Insuficiencia placentaria.
  • Bajo peso del feto al nacer.
  • Síndrome de la muerte infantil súbita.

Dejar de fumar antes del embarazo es lo mejor tanto para la madre como para el bebé. Si ya está embarazada debe de tratar de renunciar. También pedir a su pareja y a otros miembros de la familia que dejen de fumar. Esto la ayudará en sus esfuerzos para dejar de fumar y el humo de segunda mano de la gente a su alrededor puede ser nocivo.

CAFEINA

La cafeína se encuentra en un gran numero de alimentos como café, te, chocolate y bebidas de cola. Es una sustancia natural estimulante del sistema nervioso y produce adicción física y psicológica. Existe mucha controversia sobre el tema. La única evidencia de efectos teratogénicos asociados a la cafeína proviene de estudios con animales en dosis no compatibles con el consumo humano, equivalentes a la ingesta de mas de 5 tazas de café por día; sin embargo, se asocia a un mayor riesgo de aborto espontaneo y efectos adversos como insomnio, indigestión acida, reflujo y frecuencia urinaria.

ALCOHOL

Cuando una embarazada toma alcohol, este llega rápidamente al feto, por lo que puede alcanzar los mismos niveles de alcohol que su madre. El hígado de un bebé todavía no es capaz metabolizar dicho alcohol. Por lo tanto, es mucho más nocivo para un feto que para un adulto. El etanol es uno de los agentes dañinos más potentes. El abuso de alcohol durante el embarazo es la causa más frecuente del retardo mental, restricción del crecimiento fetal, malformaciones faciales y disfunción del sistema nervioso central.

El mejor consejo que puede ofrecerse a una mujer embarazada o que desee estarlo, es abstenerse a consumir cualquier habito dañino para el feto y esperar que al final de la jornada podamos tener un bebe saludable.

Más artículos
Banner 2